Historia del éxito de los robots de demolición Husqvarna

La empresa se fundó en 1689 en Suecia y a lo largo de estas décadas ha  fabricado productos de alto rendimiento y siempre suministra productos que cambian la industria.

Si bien son muchos años los que llevan fabricando varios tipos de maquinaria, os vamos a hablar de la historia de los robots de demolición.

A partir de los años 50, Husqvarna empezó a realizar varios cambios, cabe destacar el lanzamiento al mercado de la primera cortadora de potencia K11, la adquisición de la patente del cortador de anillo, la adquisición de la empresa de herramientas diamantadas Dimas y la empresa Diamant Board, fabricantes de herramientas de diamantes.

En 2005, empieza el proyecto Rocky; hacen una propuesta de compra de la marca Brokk. Fruto de su expansión y del rechazo de la propuesta, en 2007 la marca apuesta por la industria de la construcción y en tan sólo dos años más, lanzan al mercado el primer robot de demolición Husqvarna, modelo DXR 310.

A principio del 2010 lanzan el modelo DXR250 y a mediados del mismo año, el modelo DXR 140.

Es en la feria de Bauma 2013 dónde concluyen hasta de día de hoy, su gama de robots de demolición con la presentación de los modelos DXR 270 y el DXR300.

Según nuestros clientes tenemos el mejor robot de demolición por sus prestaciones, su diseño, la tecnología y la fiablidad. Además de sus bajos costes en mantenimiento y reparaciones.

Husqvarna ofrece una amplia gama de martillos, pinzas, mandíbulas y cazos hidráulicos para equipar los robots según los requerimientos del cliente.

En Cervisimag sabemos las ventajas que conlleva trabajar con un robot de demolición en distintas tipologías de trabajo, desde la demolición civil hasta fundiciones, acerías, cementeras, minería, industrias nucleares, túneles y galerías, entre otras.

Información que puede ser de su interés: 

 

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información