Cómo saber que ha llegado el momento de cambiar de máquina

Concluimos el especial que llevamos haciendo 4 semanas sobre consejos prácticos que influyen en el coste total de la propiedad (CTP) con algunas recomendaciones que te ayudarán a tomar la última decisión y la más difícil: ¿en qué momento hay que dejar de utilizar una máquina y comprar una nueva?

Sería irresponsable dar una respuesta general que pudiese aplicarse a cualquier negocio y tipo de maquinaria. No puede resolverse la duda sin analizar las características de la propia máquina, es decir, debe basarse en una serie de parámetros que valoren su estado y rendimiento de manera objetiva. Algunos de los que propone la empresa fabricante de maquinaria agrícola John Deere son:

 

  • Los costes de reparación: cuando ya se ha rentabilizado la máquina y el tiempo pasa, los gastos aumentan porque requiere un mantenimiento constante, más allá del preventivo, principalmente correctivo.
  • El nivel de producción: cuando la máquina no da tan buenos resultados en cuanto a rendimiento y eficiencia porque, entre otras cosas, le estamos pidiendo más de lo que puede hacer se corre el riesgo de sobrecargarla innecesariamente.
  • El desgaste: cuando se trata de forma inadecuada la máquina se provoca un deterioro superior al esperado si se hiciese un buen uso. La forma en la que se trata a cada máquina a diario influye en sus resultados a largo plazo.
  • Las prestaciones: cuando aparece una nueva máquina que puede ajustarse mejor a las necesidades del negocio en cuanto a uso, tecnología, seguridad… las ventajas de la actual parecen disminuir, pero no siempre es así.
  • La confiabilidad: cuando la máquina deja de ofrecernos confianza porque creemos que está pronta a fallar porque su disponibilidad total ha sido inferior a lo esperado. Quizá es el punto más subjetivo pero también se puede basar en datos reales.

 

Con estos parámetros podremos ver si realmente sale más a cuenta comprar una nueva máquina o no. Solo hay que hacer números y analizarlos racionalmente porque no hay que olvidar que se trata de rentabilizar una inversión a largo plazo y, por tanto, hay que tomar decisiones lo más meditadas posible.

En John Deere recomiendan hasta proponen una fórmula matemática para saber cuál es el mejor momento para el cambio de maquinaria que mezcla los parámetros que hemos visto. Pero, como hemos dicho al inicio, tampoco dan un resultado que sea válido para todos los tipos de máquinas. Al contrario, sugieren fijarse en los números de cada una de forma individual para decidir si es mejor cambiarla cada cinco o cada ocho años.

En resumen, no hay que dejarse llevar por condicionantes externos: no hace falta cambiar la máquina cada vez que salga un modelo nuevo que parece que nos vaya a solucionar todo el trabajo.

Y aún un último apunte: si decides cambiar, no te olvides de preguntar por el reciclaje de la propia máquina, es decir, conviene asegurarse de que el distribuidor se quedará con la antigua cuando compres una de nueva.

 

Información que puede ser de su interés:

- Guía de compra: 10 factores para elegir la maquina que tu empresa necesita

- Buenas prácticas en el uso de maquinaria que afectan a su funcionamiento

- La prevención como forma de ahorro en el mantenimiento

- El mantenimiento de la máquina desde el interior de la empresa

- Cambiar la maquina asesorado por Cervisimag

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información