El mantenimiento de la maquinaria desde el interior de la empresa

Si la semana pasada vimos la importancia de hacer un mantenimiento preventivo, hoy continuamos con la serie de posts con consejos para reducir los costes relacionados con la compra de maquinaria hablando del mantenimiento que puede hacerse desde el interior de la empresa.

Es un error pensar que el operario únicamente hace funcionar la máquina. Esa es la parte más visible de sus tareas pero no debería ser la única. Además de estar obligado a realizar un buen uso, también debe estar atento a los puntos más importantes de la máquina y realizar un mantenimiento básico que complemente los que el servicio técnico hace regularmente. Así, el operario cada día puede inspeccionar aspectos preventivos como:

  • Niveles del motor
  • Líquido refrigerante
  • Puntos de engrase del sistema de lubricación centralizada
  • Puntos del chasis inferior que necesitan lubricación
  • Etc.

Estas revisiones básicas son indispensables para asegurar que la jornada se realiza sin indecentes porque ayudan al operario a conocer mejor su herramienta de trabajo. De esta forma, si la máquina empieza a comportarse de forma extraña, puede tomar la justificada decisión de parar la producción y descartar los motivos más evidentes de una posible avería antes de que vaya a más provocando daños complejos de resolver.

La empresa fabricante de maquinaria agrícola John Deere recomienda a los operarios utilizar los sentidos para saber cuándo algo no va bien. Si hace falta, incluso salir de la cabina de trabajo para:

  • Mirar si hay piezas dañadas o se enciende algún piloto del ordenador central indicando alguna anomalía.
  • Escuchar si hace algún ruido raro, chirridos, golpeteos… cualquier señal de peligro que provenga de la máquina.
  • Tocar (siempre que sea posible porque la máquina esté parada) para detectar piezas sueltas o vibraciones poco comunes.
  • Oler por si hay recalentamiento o fugas de algún tipo.

Por supuesto, estas medidas han de llevarse a cabo sin descuidar la seguridad del operario. Por eso y para poder conocer la máquina, es necesario formarle de manera que esté familiarizado con su funcionamiento pero también con los problemas que puedan surgir. Solo así podrá llevar a cabo reparaciones que solucionen la mayoría de problemas básicos. Y, cuanto más específicos sean sus conocimientos, más podrá hacer por el buen mantenimiento de la maquinaria y más alargará su vida útil.

En Cervisimag formamos a trabajadores para que sepan qué hacer en cada situación fuera de lo habitual con la que se encuentren y puedan realizar una revisión básica. Con la formación adecuada, se pueden evitar averías importantes desde el interior de la empresa.

Aunque el servicio técnico realice el mantenimiento preventivo, hay que tener en cuenta que normalmente se planean revisiones cada 250 horas o 500 horas de trabajo de la máquina. Esto puede equivaler a 2 o 4 meses, por lo que, aunque se haga una buena planificación y seguimiento de las incidencias encontradas, es en el día a día cuando conviene cuidar más la máquina.

La próxima semana trataremos la difícil decisión de cambiar de máquina con algunas recomendaciones para hacerlo en el momento adecuado.

 

Información que puede ser de su interés:

- La prevención como forma de ahorro en el mantenimiento

- Buenas prácticas en el uso de maquinaria que afectan a su funcionamiento

- Guía de compra: 10 factores para elegir la maquinaria que tu empresa necesita

- MCI: Mantenimiento Cervisimag Integal

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información