Los actores participantes en el proceso de reciclaje de chatarra

Claudio Colombo, fundador de la marca detrás de TAURUS para la que Cervisimag distribuye oficialmente en España sus prensas y cizallas, ha escrito otro artículo interesante sobre el reciclaje de chatarra. Para este ingeniero, reciclar es un proceso en el que la chatarra se ve como algo que aún tiene valor y se convierte en nuevo material.

El reciclaje se compone de diversas fases en las que intervienen diferentes actores. Por ejemplo, cuando se habla de restos de vehículos:

  • El taller de coches que separa las piezas dañadas como pueden ser capós o puertas
  • El intermediario o la empresa que recoge la chatarra y la lleva al centro de tratamiento donde se trocea
  • La fundición que transforma los trozos en acero líquido y después en nueva materia prima

Todos ellos forman parte del proceso de reciclaje y gracias a ellos sigue innovándose en el sector para buscar nuevos métodos de tratamiento, separación y fundido. Antes, el de chatarrero de barrio era un pequeño negocio familiar, igual que el de trapero y el papel, a menudo con pocos recursos. Ahora hay toda una variedad de equipos para manipular la chatarra: sopletes, molinos de martillos, prensas, cizallas…

Sin la figura de este intermediario, el reciclaje de chatarra sería mucho más difícil porque los compradores tendrían problemas para encontrar la materia prima. Es gracias a ellos que existe este mercado, no hay otro lugar donde ir para deshacerse del metal. Ellos contribuyen a ordenar un poco más eficientemente el sector.

Claro que tampoco sería posible si nadie la quisiese comprar. La chatarra es una consecuencia de la sociedad industrial y de consumo. Pero el usuario corriente no piensa en ello como un producto. Las empresas que procesan la chatarra solo pueden anunciar su servicio. Resulta difícil de imaginar que se tratase de incentivar la demanda de chatarra. En todo caso, se fomenta el reciclaje desde la legislación.

Un ejemplo es el caso del americano ISRI (Institute of Scrap Recycling Industries) y su concepto de “proyecto del reciclaje” para fomentar el desarrollo de este mercado. Busca así promover el diseño y fabricación de bienes que puedan reciclarse de forma segura y eficiente al final de su vida útil.

Por último, alguien más se beneficia directamente del reciclaje: el medio ambiente. Se disminuye el uso de recursos naturales, se ahorra espacio en vertederos y se producen menos residuos. Así que a todos nos favorece el reciclaje.

Puedes leer la historia completa (PDF en italiano) en la web de Taurus.

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información