Un robot para los bomberos sin arriesgar sus vidas

La antigüedad de los edificios del centro de Madrid ha provocado al largo de estos años varios hundimientos. A pesar de las labores preventivas de los bomberos, los resúmenes indican que siempre hay víctimas mortales.

Manuel Rujas, un sargento conductor nos explica la incoporación de un robot teledirigido que ha adquirido el parque de Bomberos 2º en Manuel Becerra. Él dispone del mando y se asombra de la versatilidad que tiene.

Entre las cualidades destacadas nos econtramos el bajo peso  ( no llega a la tonelada) y su capacidad para girar  en redondo.  El robot es capaz de pasar por los marcos de las puertas y subir escaleras gracias al sistema de oruga. También les permite trabajar por control remoto en lo que ellos denominan las zonas calientes, es decir, espacios con un nivel alto de peligrosidad.

Además tiene muchas posibilidades, se le puede añadir un quebrantador, una cizalla de acero, un martillo, un separador y un cazo, dependiendo de si quieren demoler, perforar, cortar o retirar escombros.  También les sirve para acceder a zonas inestables para comprobar si hay víctimas sepultadas entre los escombros.

Su intención es incorporarle una cámara para que tengan visión directa y junto con los geófonos podrán localizar la zona exacta donde se encuentra el herido.

Información que puede ser de su interés: 

Vídeos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración